Retos.

Mercancía: esperanza.